maderoterapia contraindicaciones

Contraindicaciones de la Maderoterapia

Contenido de la página

La maderoterapia es una técnica basada en el uso de instrumentos de madera para realizar masajes sobre la piel y conseguir unos objetivos muy concretos, como eliminar grasa acumulada, drenar los líquidos retenidos o activar la circulación. 

También es frecuente la utilización de aceites esenciales para facilitar los masajes con las piezas de madera. 

Esto hace que la maderoterapia sea un tratamiento muy popular y que cada vez haya más centros de estética que la ofrezcan. 

Pero, ¿tiene contraindicaciones? Esta técnica no tiene por qué tener secuelas negativas en los pacientes, pero hay ciertas situaciones donde se debe evitar acudir a estas sesiones de masajes y vas a conocerlas en este artículo.

desventajas maderoterapia

Lista de desventajas de las sesiones de maderoterapia

En primera instancia, cualquier persona que tenga una buena salud puede asistir a una sesión de maderoterapia sin ningún tipo de complicaciones, pero hay excepciones. 

Es recomendable, que quienes tengan las siguientes condiciones de salud no recurren a este tratamiento: 

  • Heridas en la piel y que ésta sea de una profundidad notoria, ya que en estos masajes se utilizan aceites esenciales para que las piezas de madera resbalen con facilidad. 

Estos productos pueden infectar estas lesiones.

  • Infecciones, tanto en la piel como en otros sitios del cuerpo. 

Una infección provocada por bacterias vuelve a la piel sensible y si se aplica una sesión de maderoterapia encima de la misma, puede ralentizar la recuperación y cicatrización. 

  • Fiebre causada por alguna gripe u otra patología

Los locales donde se hace este tratamiento puede provocar cambios de temperatura que no son óptimos para una persona que se encuentra resfriada o con una fiebre pronunciada.

  • Problemas en la piel como psoriasis, eczemas, varices, úlceras, entre otros. 

En estos casos, no es recomendable acudir a estas sesiones porque la piel al ser tratada con estas piezas puede volverse más sensible y empeorar su estado. 

  • Hipertiroidismo, problemas cardíacos (tanto sanguíneos como linfáticos) o cáncer. 

En estos casos, hay que tener especial cuidado, ya que una persona bajo estas condiciones de salud, puede tener secuelas negativas severas. 

  • Embarazo, sobre todo en las primeras 24 semanas. 

Hay que esperar a que la madre se encuentre en óptimas condiciones para llevar a cabo una sesión de maderoterapia y es difícil durante el inicio de un embarazo se provee al bebé de recursos y energía. 

  • Menstruación, sobre todo los primeros 2 días. El periódo femenino hace que la piel se encuentre más sensible e irritable para efectuar este tipo de tratamiento.

Dependiendo de cada mujer, podrá realizarse estas técnicas sin complicaciones al tercer día.

  • Rupturas musculares. Durante la primera fase aguda de una ruptura no es recomendable ejecutar masajes, ya que aún puede sangrar. 

Cualquier masaje que se aplique en la zona puede provocar daño tisular.

  • Contusiones. Este tipo de lesiones pueden provocar sangrado dentro del músculo, por lo que no se debe tocar durante su recuperación. 

Un masaje puede producir más daño y provocar una miositis osificante.

  • Rozaduras, sabañones y huesos rotos. En estos casos, no se debe aplicar ningún tipo de tratamiento, solo el que sea indicado y prescrito por un médico o especialista. 

Una contusión no se debe someter a masajes porque puede empeorar su estado.

  • Periostitis, el cual es un tipo de inflamación que rodea el hueso. 

No se debe masajear directamente el hueso, aunque se puede aplicar este tratamiento con piezas de madera a los músculos que se encuentran alrededor del hueso perjudicado.

  • Artritis reumatoide y la gota. 

La maderoterapia no se debe aplicar con personas que tienen una enfermedad inflamatoria, ya que puede causar más hinchazón en la zona afectada y agravar el estado de salud general del paciente.

  • Bursitis. La bursa es una bolsa pequeña del cuerpo que se llena de líquido y sirve para ayudar a los tendones que pasan a través de los huesos en las articulaciones.

Por esta razón, si hay dolor, hinchazón o enrojecimiento en la piel, se debe evitar cualquier tipo de masaje. 

En general, no se debe aplicar el tratamiento de maderoterapia si existen una serie de condiciones o patologías que pueden agravarse con los masajes. 

Es recomendable acudir a un médico de confianza para comprobar el estado de salud general. 

contras maderoterapia

La maderoterapia es una técnica segura

Los profesionales que se dedican a este tipo de tratamiento suelen tener un amplio conocimiento sobre las presiones, movimientos y direcciones que se deben utilizar en cada sesión de maderoterapia. 

No debe existir ningún tipo de complicación, excepto si se tiene alguna enfermedad o condición física mencionada en la lista anterior. 

Para obtener excelentes resultados, hay que acudir a varias sesiones de maderoterapia bajo la supervisión de un terapeuta titulado. 

Además, cada paciente obtendrá una experiencia placentera que no solo le traerá beneficios estéticos, sino también mentales. 

Los masajes con piezas de madera ayudan a disminuir el estrés, la ansiedad o el cansancio acumulado.

Entradas relacionadas:

Abrir Whatsapp
¿Necesitas información? Contáctanos
Curso-Maderoterapia
Hola,

¿En qué podemos ayudarte?