la maderoterapia duele

¿La maderoterapia duele?

Contenido de la página

La maderoterapia es una técnica de origen oriental en la que se utilizan piezas de madera que se adaptan al cuerpo. 

Se obtienen una serie de beneficios como eliminar grasa localizada o activar el sistema circulatorio linfático y circulatorio.

En cada sesión de maderoterapia se usa un gran abanico de herramientas para conseguir resultados óptimos. 

Pero la gran pregunta entre las personas que todavía no han asistido a este tratamiento alternativo es si resulta doloroso estos masajes.

Hay que tomar en cuenta que en la antigüedad los instrumentos de madera que se empleaban eran pesados e impedían que fluyeran los movimientos y presiones que había que ejercer. 

Sin embargo, hoy en día son más livianos y más manejables, por lo que no conlleva ninguna complicación.

dolor en maderoterapia

¿Qué tipo de contraindicaciones puede tener la maderoterapia?

La maderoterapia no tiene ningún tipo de contradicciones o no tiene que suponer algún tipo de dolor si se aplican los masajes en personas sanas. 

Además, es un tratamiento natural que no requiere el uso de sustancias perjudiciales.

Durante la sesión se usan instrumentos de madera junto con aceites esenciales corporales para realizar de manera fluida los masajes. 

Si eres una persona alérgica a los componentes de la madera o sufres de alguna enfermedad en la piel, es mejor que no acudas a una de estas sesiones.

La maderoterapia es una técnica indolora, por lo tanto, no debe provocar ningún tipo de malestar y tampoco debe dejar hematomas sobre la piel. 

Todo este procedimiento debe llevarse a cabo por un profesional capacitado que sepa manejar los instrumentos de madera de forma correcta. 

Si la persona que está ejecutando los masajes no aplica la presión adecuada o hace algún movimiento incorrecto con las piezas, puede provocar molestias e incomodidad en el paciente. 

Por lo tanto, este tratamiento solo deben llevarlo a cabo personas con un amplio conocimiento y dominio de las técnicas.

Los masajes con madera se efectúan sobre las capas superficiales de la piel (epidermis, dermis e hipodermis), por lo que nunca perjudicarán a los músculos o huesos. 

Es común, que durante la sesión de masajes las personas experimenten una sensación de relajación. 

 

¿La maderoterapia deja hematomas?

Este tratamiento no tiene por qué tener ningún tipo de secuelas en la piel, en concreto hematomas, a menos de que se cumplan estas circunstancias: 

  • Malas prácticas: las sesiones de maderoterapia tienen que ser ejecutadas por un profesional titulado y con experiencia en la técnica.

Cada masaje se debe ejecutar en la dirección y bajo la presión correcta, de lo contrario sí podría generar hematomas.

  • Instrumentos de madera erróneos: es esencial que los instrumentos de madera que se vayan a utilizar estén homologados y sean de la calidad adecuada. 

Se debe cerciorar de que estén destinados al uso estético y para usar en tratamientos de maderoterapia.

  • La destreza con la técnica: un terapeuta que tenga el conocimiento adecuado para ejecutar este tratamiento debe conocer la presión y los movimientos adecuados que se deben aplicar. 

De lo contrario, podrá dejar secuelas negativas en el paciente.

  • Cliente con una piel especial: si un paciente presenta una serie de complicaciones en su piel como problemas de circulación, piel sensible o cicatrices, debe consultar antes a su médico para estar seguro de sí o no puede realizarse esta sesión.

 

¿Cada cuánto se hace la maderoterapia?

Se recomienda entre 1 o 2 sesiones de maderoterapia por semana, para que el cuerpo también se relaje y trabaje. 

Aunque se toman en cuenta las necesidades de cada persona y sus objetivos. 

Hay que tomar en cuenta los diferentes síntomas con los que llega cada paciente para efectuar un tratamiento totalmente personalizado: nivel de grasa corporal, si tiene celulitis o líquidos retenidos.

Se pueden notar resultados desde la primera sesión: piel más tersa, menos nivel de grasa localizada y también una sensación de bienestar como resultado de los masajes. 

Pero se obtienen resultados más visibles desde la tercera sesión.

La duración de cada sesión de maderoterapia para obtener unos resultados óptimos debe durar alrededor de 60 minutos. 

Algunos expertos aseguran que la cantidad de sesiones para tener resultados satisfactorios son 15. 

Este tratamiento también tiene efectos relajantes en personas que sufran algún tipo de estrés o ansiedad, por lo que no tiene solo beneficios estéticos.  

En resumen, una sesión de maderoterapia no tiene por qué ser dolorosa o dejar secuelas en la piel. 

Para tener unos resultados notorios, el profesional que lleva a cabo la técnica debe estar capacitado y conocer en profundidad cómo se realizan cada uno de los masajes. 

Los hematomas que puedan ocurrir en una sesión de maderoterapia pueden tener diversos factores, pero nunca va a ser a causa del tratamiento en sí, sino de la experiencia, la práctica y los instrumentos que se utilicen. 

Si un paciente presenta las siguientes condiciones de salud no debe acudir a un tratamiento corporal como la maderoterapia: presión arterial alta, dermatitis, complicaciones renales, alteraciones cardiacas.

Entradas relacionadas:

Abrir Whatsapp
¿Necesitas información? Contáctanos
Curso-Maderoterapia
Hola,

¿En qué podemos ayudarte?